2.1.15

El relato

El relato de la mayoría de los opositores han logrado instalar que solamente hay relato en el discurso kirchnerista.

Por lo tanto se infiere que en ellos no hay relato porque ellos hablan de la realidad.

Para este relato los hechos son objetivos y pueden ser transmitidos sin relato o sin interpretación.

La gente común no puede ver que los hechos, ya desde el momento que son observados, están siendo interpretados.

No hay no interpretación.   

En síntesis, si un sujeto no advierte esta condición tampoco advierte que está siendo arrojado, por el uso falaz del lenguaje, a pensar lo que el otro quiere que piense. 

No trato aquí de negar el relato kirchnerista, sino de poder mostrar que lo que se dice por fuera de ese relato también es relato.

No hay no relato.

Si soy conciente de esto sigo siendo dueño, aunque relativo, de mi pensamiento. Puedo analizar lo que ocurre según mi parecer. 

Digo dueño relativo, porque también hay condicionantes propios, subjetivos, inconcientes, que me inducen a armar mi propio relato.

No puedo sustraer la ¨realidad¨ que vivo hoy del entramado de mi historia personal y de la historia social vivida. Estas se fueron constituyendo con el tiempo en esquemas de abordaje a los hechos presentes, que condicionan mi mirada.

No hay comentarios: