9.11.12

Todos leíamos Clarín

Cuando Angeloz perdió la elección con Menem en mayo de 1989, Raúl Alfonsín, el presidente que había restaurado la democracia, le pidió a los empresarios que lo dejaran terminar su mandato. Pero frente a él se paró Héctor Magnetto (Clarín) y le dijo un lapidario ¨usted ya es un obstáculo¨. Luego sólo le bastaron 5 tapas para desestabilizar al gobierno y hacerlo caer antes de terminar su mandato. La ciudadanía en esos tiempos no sabíamos estas cosas, todos estabamos de acuerdo, todos leíamos Clarín.

Nestor y Cristina vinieron a desnudar esto, a que se vea lo que antes no se veía.

1 comentario:

Luis Quijote dijo...

Éramos crédulos y lo que leíamos en letras de molde (impreso y publicado) no podía ser más que la verdad.

Luego nos enteramos que, al descubrirse que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante.

Un cuento relacionado.<=Clic