25.10.12

Campaña telefónica de Macri. Él mismo me preguntó: ¿querés un país mejor?


Se trata de los efectos de la palabra. 

Vivo en Pcia. de Buenos Aires, en zona de la costa más precisamente. Hoy recibo un llamado telefónico y escucho la voz de Macri, diciendo que él está trabajando para construir un país mejor. Continúa preguntando: ¿Me acompañarías para seguir construyendo un país mejor? -pensé quién no querría un país mejor- Si te interesa seguirme, solamente marcá 1. 

Por supuesto me quedé petrificada por miedo a que descuidadamente se me apretara el 1 y después que cortó yo también corté.

Me sorprendió mi reacción. Aclaro que JAMAS votaría a Macri, pero esa pregunta me desorganizó. ¿Por qué? me pregunté. Me respondí: porque la pregunta contiene un significado que, en términos generales, nadie puede rechazar. ¿Quién puede no querer un país mejor?. Es una frase muy amplia -estudiada- puesta a propósito, porque de tan amplia está vacía y el que escucha puede ponerle el significado que quiera.

Para algunos ¨un país mejor¨ será un país con órden y subordinación, para otros un país sin homosexuales, para otros un país que provea libremente de dólares, para otros un país donde ¨gente como uno¨ no tenga que alimentar ¨vagos¨, para otros terminar con el relato kirchnerista, volver a los próceres que ¨engrandecieron la nación¨.

Efectivamente, es una frase vacía que vos podés llenar con lo que querés. Lo que hay que poder ver claramente es quién lo dice Que lo diga Macri para mí significa volver para atrás, volver a ser presa del mismo modelo de gestión y de política que nos destrozó, nos enajenó, nos quitó identidad como nación. Es quedar atrapados nuevamente en las redes del neoliberalismo, donde el hombre está al servicio del mercado. Significa volver a un Estado que deja hacer para que regulen los mercados. 


En ese ¨país mejor¨ se  anularía y destrozaría todo lo que hicieron los Kirchner durante estos años, se arriarían las banderas de solidaridad, igualdad e inclusión social. Las corporaciones y monopolios volverían a recuperar sus privilegios. Significaría volver a cambiar la mentalidad más amplia que hemos alcanzado.


Esto es lo que deberemos enfrentar en las campañas que ya circulan. Las palabras están puntillosamente estudiadas, las frases son sencillas y cortas y desideologizadas, y se conocen muy bien sus efectos. En la lucha contra el marketting tendremos que trabajar la conciencia y la memoria.


1 comentario:

pato dijo...

yo tambien recibo estas encuestas y cuando me doy cuenta que son de macri corto al toque ,no pierdo el tiempo con estos tipos no me gusta que me tomen por boluda.