3.6.12

Una sonrisita por acá, por favor.


Ay, señor, cambie la cara. Los pensamientos malos atraen cosas feas. La sonrisa aumenta las endorfinas.

No se enoje, le cuento que en la Sociedad Argentina de Escritores presentan una novela que relata, en su trama central, el conflicto bélico en Malvinas.

Alégrese señor, piense en la patria, no en los dólares, no vale la pena, la vida es corta. La novela que le están contando no sirve nada más que para enfurecerlo. Entre el habano, el cafecito y el odio va a explotar, créame.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No es el único con cara de mal cogido. Mirá todas las fotos que puedas sobre el caceroludo y verás que, salvo los jovenes, l@s viej@s TOD@S tienen la misma cara.
saludos
pino