20.6.12

Ser k

Si alguna vez fuiste rebelde y tal vez lo sigas siendo,

si tu mamá te decía que eras el defensor o defensora de pobres y ausentes,

si cuando terminaste la secundaria te angustiaste porque no querías entrar al mundo de los adultos porque no los entendías,

si te parecían patéticos los señores con traje o las señoras lujosamente empilchadas,

si nunca pudiste entender por qué había algunos pocos con tanta plata y tantos otros con tan poca,

si atónita observabas cómo ciertos familiares te consideraban inferior porque ellos tenían bienes materiales y vos no, y no entendían por qué perdías tanto tiempo leyendo,

si eras de las que no le gustaba ganar un partido porque le daba pena el que perdía,

si sufriste privaciones cuando chica y muchas veces miraste la vida desde sus márgenes sintiendo que preferías tus rincones armados con cajones de manzanas, a las opulencias de los ricos

por eso y muchas cosas más

no puedo dejar de sentirme k

porque k es una marca, que trasciende los errores o debilidades de un gobierno, es una marca que representa una manera de ver el mundo, es un lugar subjetivo, es una manera de sentir, una identidad

por eso, el que no lo siente, no puede ser k

se necesitan ciertas condiciones para ser k

las que yo mostré son solo algunas, seguramente

pero también hay otras condiciones que son incompatibles con ser k, por ejemplo, sentirse superior, por color, status social o algún otro rasgo

es incompatible ser k si sos individualista,

por eso el neo-liberalismo es incompatible con ser k

no puede ser k el que se cree inmortal porque cubre su falta con una 4x4 o alguna otra cosa o posición

no sé que le habrá pasado a Lanata cuando chico, pero no es culpa del gobierno que él no pueda ser k, sino de él,

en algún momento él se creyo un DIOS pero de pronto llego un diosito pingüino que le robó, sin querer, la popularidad y entonces se llenó de odio,

lo malo de Lanata no es que sea crítico de un gobierno, cosa totalmente pertinente, sino su odio.

No sé que pasará con el kirchnerismo cuando Cristina termine su mandato, no se si habrá alguno que pueda seguir sosteniendo nuestra marca k, la marca que nos organiza,

si eso no ocurre, quedaremos opacados, entristecidos y entonces, esperaremos volver como Evita volvió, y fue millones.

No hay comentarios: