2.6.12

El dólar y el odio

¿Es el dolar o es el odio? Son los dos que se encontraron. Ese rostro gritando ¨carcel¨ es representativo del odio, y la señora de Barrio Norte de tapado tejido, bailando con la cacerola en la mano, es representativa de los dólares habidos. Quieren devaluación y la liberación de la compra-venta. ¿Alguien cree que les interesa que una devaluación podría ser mala para el país?. No les importa, porque ellos alquilarían enseguida la flotilla de Juncadela. O se volverían locos para ver donde los esconden. ¿O alguien creyó que les interesa la justicia?. ¿O alguien creyó que les importa la libertad?. Si son los mismos que explotan a los obreros en los talleres, los dueños de locales de los shoping, que negrean a sus empleados, que no nos dan factura, ni tiquet, que se hacen los boludos cuando estafan al estado. Son los mismos. Los que piden justicia y libertad son los primeros que se burlan de la ley. Y si la excusa es porque ahora están los K, mentira, porque siempre se burlaron y estafaron al estado, siempre le chuparon la sangre al estado, son los que siempre obtuvieron prebendas y estatizaron sus deudas para que las pagáramos entre todos. Esos son los campeones de la democracia. De una democracia para ellos, una libertad para ellos, una justicia para ellos, quieren un país donde los ricos sean los intocables. Sus caras son las caras del racismo, los caceroleros son racistas, los que nos tildan de nazis son nazis ellos, si pudieran nos echarían al horno, son los caníbales de los pobres, explotadores. Nos detestan, si pudieran nos matarían. ¿De qué justicia hablan? ¿De qué libertad?.