17.12.11

La historia se repite


Momento difícil para Moyano. El sabe que todos estamos esperando sus próximos movimientos. Que la incertidumbre en la que hasta ahora nos ha sumido a millones de argentinos desaparecerá o no según cómo decida jugar. Estos momentos me recuerdan a esos minutos interminables en que Cobos pensaba su respuesta de desempate. La vanagloria lo acecha. El sólo tiene que elegir. Está a un hilo de quedar adentro como interlocutor válido y merecido o aparecer definitivamente en la vereda de enfrente junto a los buitres.

Los cantos de sirena estarán ensordeciendo su intelecto y tal vez su corazón. Si decide bien podría ser nuestro próximo presidente. Cobos también lo pensaba.

1 comentario:

Marcelo Dance dijo...

Este quiebre entre Cristina y Moyano era previsible, porque el Kirchnerismo y el Sidicalismo Argentino al que Moyano representa son como el agua y el aceite. Y no hace más que reavivar el viejo enfrentamiento de la década del 70 entre aquellos que luchaban por una Patria Socialista y los que preferían la Patria Sindical con Lorenzo Miguel a la caeza.
Ojalá que nuestra Presidenta se mantenga firme en sus convicciones y le demuestre a este mafioso corporativista que tendrá que adaptarse al modelo de país que votamos el 51% de los argentinos en las últimas elecciones. O sino, como bien decís, pasarse a la vereda de enfrente.