23.3.10

Yo no la quiero

¿Alguien puede creer de verdad que para alcanzar la armonía debemos olvidar? ¿Hay acaso en el mundo entero tan sólo un ser que quiera perdonar al torturador de su hijo, de su nieto, de su hermano, de su amigo,..., y que pueda hacerlo? Es demasiado precio a pagar por esa armonía, un precio imposible.


¿Pueden pedir este precio quienes creyeron levantar el edificio de una imaginada felicidad, paz y tranquilidad para el pueblo argentino sobre la sangre de miles de personas torturadas y muertas sin juicio previo?.

¿Puede consentir la mayoría del pueblo argentino habitar este edificio?

¿Tienen derecho algunos políticos a inducir una pseudo armonía haciendo como si nada de esto hubiera ocurrido?

Yo no quiero esa armonía.

(Inspirado en un fragmento del libro Quinto del Apartado 4 de Los Hermanos Karamazov de Fedor Dostoyevsky)


6 comentarios:

Adal El Hippie Viejo dijo...

Olvidar NUNCA
solo seguir pidiendo Justicia Ana!!!

hoy debemos gritar fuerte por los ausentes
¡¡¡PRESENTES!!!!

NO OLVIDAMOS!!!

el tigre Acosta dice que fue un error dejar gente con Vida, un horror
¿cómo perdonar eso????

BESOS

ADAL

MC dijo...

ni olvido, ni perdon ni, reconciliación.

Marcelo Bustamante dijo...

Creo que todos queremos paz y armonía. Hay muchas maneras de lograrlo. La leyenda "ni olvido ni perdon" es justa y creo que la mejor. La justicia debe juzgar a los criminales y asesinos a mansalva de treinta mil ciudadanos argentinos. Es necesario aprender de lo que la historia cada dia nos enseña todos los 24 de marzo. Vivir en democracia. A proposito de esto algo publique en mi blog acerca de como hay gente que considera que con los militares estabamos mejor. Bueno, ves? eso debemos evitar y hacer cambiar ese pensamiento hermetico y vacio, injusto y soberbio. Esa es la leccion mas importante que hay que sacar de todos los 24 años, mas alla de los actos, marchas y cotramarchas que se hagan en su aniversario.
Saludos Ana

Ana dijo...

Marcelo: comparto lo que decís, salvo en lo que respecta a las marchas que para mi son un factor importantísimo porque es la visualización clara de que la conciencia se va ampliando, porque sino cualquiera se arroga hablar en nombre de ¨la gente¨ con total impunidad.

¿Te imaginás si a la plaza hubieran ido 5000 personas nada más?, ya habrían salido los Duhalde, las Carrió, etc. a seguir horadar el muchas veces desprevenido o dubitativo pensamiento de ¨lagente¨.

Marcelo Bustamante dijo...

Absolutamente Ana, es muy cierto lo que decis. Que cada vez más gente participe de los actos de 24 de marzo en la plaza es muy importante y todos lo sabemos. Pero lo cierto es que en lo cotidiano se tiene que ver que realmente aprendimos algo mas que el Nunca Más. Que la vida democratica sea un hecho y no un cliché. Que necesidad habia de pintar las paredes de edificios publicos-historicos? eso no es democracia, eso demuestra lo contrario, muchas veces la euforia de la concentracion de masas hace que se olvide el objeto central de la conmemoracion y se pasen a hacer cosas absolutamente desligadas del eje central de la convocatoria.
Mi mensaje es que el Nunca Mas ya lo aprendimos creo y esta en nosotros en seguir aprendiendo de eso, pero hay muchas conclusiones que es necesario extraer de un dia como este, y no pensar en personajes de la oposicion porque aca no hay banderas politico partidarias, aca hay un sentido de comunidad, de union, de sociedad, de nacion.
Saludos

Lorey dijo...

"La memoria nos ayuda a iluminar el presente y a generar el futuro en la vida de los pueblos y en nuestras propias vidas. La historia es memoria de la vida de los pueblos, que se fue construyendo en el tiempo, entre luces y sombras, entre el dolor y la resistencia. Argentina es sacudida y violentada por la última dictadura militar y por todas las dictaduras implantadas en América Latina impuestas a través de la Doctrina de Seguridad Nacional por los EE.UU.. Los golpes militares y sus mecanismos del terror, metodologías que llevaron al asesinato, torturas, desaparición de personas, destrucción de la capacidad productiva del país, y los miles de exiliados dispersos en el mundo, están en nuestra memoria........"

y para hacer honor a la memoria necesitamos JUSTICIA , de ninguna manera podemos olvidar ! Además hacer JUSTICIA es hacer docencia con las nuevas generaciones !!