17.10.09

Un nuevo develamiento: Sandra Mendoza de verdad





Va para Magdalena Ruiz Guiñazú que comportándose como una simple cheta pacata habló pestes de ella, montándose en un discurso sobre supuestos y alinéandose a la seudo-verdad vendida por sus patrones.

Un nuevo develamiento.

Sandra Mendoza no es la loca desatada que los Medios dibujaron para venderle a la población.

Es una mujer que emociona y que ama a su marido, una luchadora con un currículum que la gasta.

Es un orgullo que el 10 de diciembre asuma una banca de diputados por el Chaco porque es una política de cepa.


A continuación artículo publicado en el diario digital:
solochaco.com

Sandra Mendoza conquistó al público y a los periodistas de TN




Sábado, 17 de Octubre de 2009 00:38
Diputada electa, Sandra Mendoza

La diputada electa y esposa del Gobernador, Sandra Mendoza fue entrevistada en el programa “Tiene la palabra” que se emite por el canal Todo Noticias. Habló de todo y le dedicó su amor a Jorge Capitanich, a su madre y a sus hijas. Dijo estar segura de que Capitanich le van a tirar un muerto y que ella lo evitó en el desalojo de la plaza.


Con el estilo informal que la caracteriza, Mendoza rompió el hielo pidiendo que la llamen simplemente “Sandra”. El cuestionario arrancó con la relación con el Gobernador, cuando le mencionaron que la misma se presenta como un gran amor que se convirtió en una relación tormentosa. “Los que nos conocen desde que nos pusimos de novios en el 86, saben que es la misma historia que ahora, pensamos diferente, yo soy autora de ley de pluringüismo y diversidad cultural y entiendo que en las relaciones cada uno tiene que tener su opinión y respetar al otro. Eso pasó desde el 9 de marzo del 90, cuando nos casamos”, dijo.

“Creo que no soy la equivocada, de novios peleábamos mucho”, contó Mendoza y dijo que ni a ella le gusta imponerle nada a Capitanich ni viene de “una familia que le gusta que le impongan las cosas”. “Los Mendoza fundamentando somos impecables, nunca pregunté de qué color político es para trabajar para los ciudadanos. Lo único que soy es antidictadura o prodemocracia”, manifestó. Contó su historia familiar, la militancia y trayectoria de su padre y de su hermano fallecido, Claudio García. Dijo que hubo un matriarcado de doña Tita, su madre, y recordó que “los cuatro pelábamos, éramos de líneas distintas dentro del justicialismo”.

La muerte de Claudio

Los periodistas le preguntaron de qué falleció Claudio Mendoza, su hermano en el 2006 y contó que, “como buen médico, en casa de herrero cuchillo de palo”. “Mi mamá y los hermanos somos diabéticos insulinodependientes. Claudio tuvo una obstrucción intestinal y se automedicó con antiinflamatorios, cuando no dio más, lo internaron y hubo que operarlo de urgencia del abdomen y murió de un paro por infección generalizada a los 46 años”.

Sus interlocutores le preguntaron si sufrió mucho la pérdida y le señalaron que “hasta su imagen cambió” desde entonces y Mendoza respondió: “Yo amo mi familia, pero Claudio fue el hermano que hizo el papel de padre y madre. Mis padres eran educadores, nos daban una libertad responsable, terminábamos la secundaria y teníamos que ir a estudiar a cualquier lado. Nos pagaban el departamento, yo tenía una moto y claudio otra. Mi padre entendía que era una forma de aprender a compartir con otras personas y que uno se tenía que ir de la casa para madurar. No me dejaban salir sola si no me llevaba Claudio. Él me llevaba al boliche y me iba a buscar. A los 14 años míos él se va a Las Breñas a hacer medicina rural y yo me iba a visitarlo, se había casado por primera vez y ahí vi lo que es traer la pobreza y él se dedicó a partos en una zona”.

Hasta imitó a su hermano y señaló que tenía una voz “un poco más gangosa” que la suya y dijo que Las Breñas y zona de influencia, muchas personas que nacieron en esa época, se llaman Claudio y Claudia por su hermano.

Discusiones políticas

La esposa del Gobernador dijo que las peleas con su marido no son virulentas y que el 99,9 por ciento de las mismas surgen por temas políticos. “Siempre traté de sugerirlo”, dijo y señaló que dar consejos es para los tontos. “Capitanich es muy instruido, pero no tiene calle política”, dijo y añadió que “llegar a un sillón no significa que tenga calle política en la política que yo entiendo”.

Dijo que lo mismo que pasó con ella en su familia, ella está haciendo con sus hijas hoy: “Crearles conciencia de democracia, demostrando día a día con hechos. Ellas tienen la posibilidad de estudiar, pero les muestro que hay gente que tienen menos. Las llevé a todos los actos”.

Dijo que en su casa son justicialistas de Forever y bosteros, “una línea que bajó” su padre, “mandato indiscutible”. “Cuando uno mama todas esas situaciones, hoy hay muchos dirigentes que se sientan en sillón y son mediáticos y hablan lindo, pero el clientelismo lo puedo discutir con cualquier sociólogo, hoy no sirve más, es contrario a la doctrina social justicialista que yo amo”, manifestó.

Recordó que el Gobernador viene de “una familia radical apolítica”. “Uno puede ser afín a algo y no participar en política”, dijo y reiteró que Capitanich no tiene calle, pero que sí tiene “mucha experiencia intelectual”. “Nadie puede decir que no es instruido, que no es estratega, que no es adicto al trabajo, igual que yo. Pero en la sociedad argentina, y este es mi pensamiento, si cada uno transmitiéramos en nuestra casa, que siempre, aunque tengamos algo, a alguien le falta y dedicar una hora de una semana no cuesta nada. Los afectos no se compran. Los Mendoza no somos comprables”, manifestó.

Cuando le preguntaron si Capitanich es comprable, dijo que no puede responder por él. “Yo no”, agregó.

Bajo el mismo techo

Mendoza aseguró que siempre vivió bajo el mismo techo con el Gobernador y desmintió las versiones de que hayan estado separados antes de que trascendiera el pedido de divorcio y de desalojo de la residencia oficial. “Con Coqui, como le digo yo, vivíamos en la Residencia, a veces se quedaba a trabajar en una pequeña habitación que tiene en su despacho, pero nosotros vivimos juntos y nunca estuvimos separados. Es una mentira total”, aseguró.

Dijo que cuando Capitanich era jefe de gabinete de la Nación durante el gobierno de Eduardo Duhalde, vivían ambos en Godoy Cruz 3056, en Buenos Aires. “Nunca nos separamos en casas diferentes”, afirmó.

Dijo que lo que sucederá ahora, que sí están separados de hecho, “el tiempo dirá”. “A mí nadie me echó de la Residencia, que es mi domicilio conyugal”, dijo, pero contó que es cierto que Capitanich mandó a desalojar, aunque dijo que no hizo falta, porque se fue un día antes. Explicó que en avenida Sarmiento 440, está fijado el domicilio electoral de ambos, pero que “todos saben nuestra casa es acá”, haciendo referencia a Buenos Aires.

“Estas son crisis que yo tomo con serenidad”, dijo y añadió que “cuando el entorno maldito que le está haciendo creer que es Dios, mientras que Dios hay uno solo y es el de arriba, lo deje, se va a dar cuenta de que son todos amigos cuando él está arriba, y después queda uno solo”. Dijo que ese “entorno maldito” incluye funcionarios del Gobierno nacional.

Buena relación con Cristina

Mendoza desmintió ser un obstáculo para ciertos objetivos y dijo que tiene una excelente relación con la presidenta Cristina Fernández y que a su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner, no lo conoce.

Le preguntaron si se frecuenta con la presidenta y respondió: “Cada vez que va al Chaco trato de atenderla de la mejor manera porque la aprecio mucho. La atacan por ser mujer, dicen que la manda el marido, es como que a mí me digan que me manda Capitanich. Cristina, siendo senadora, como yo siendo diputada, demostró su criterio propio”.

Jamás me pidió que me corra

“Jamás Capitanich me pidió que me corra, además, institucionalmente me gané la diputación nacional. Me gané los votos por ser Sandra Mendoza, no por ser la esposa de Capitanich”, aseguró Mendoza y dijo que es “un invento” que el Gobernador quiera evitar que asuma como diputada nacional el 10 de diciembre.

El desalojo

TN mostró imágenes de Mendoza en el desalojo de la plaza 25 de mayo y los periodistas le preguntaron quién la golpeó. “La policía”, dijo ella. “Tengo dos fracturas costales y hice una denuncia por lesiones severas”, contó y dijo: “A mí me revela la injusticia”. Recordó el incidente con la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, María Cristina Barrios, a quien no quiso mencionar para “no hacerle propaganda” y dijo “yo le decía pedime disculpas HDP” y que, por lo bajo, Barrios le decía “cancerosa de M”. Aseguró que no es violenta, pero que cualquiera hubiera reaccionado en una situación como la suya, a sabiendas de lo difícil que es el tratamiento de la quimioterapia.

Volviendo al desalojo de la plaza, dijo que le rompieron dos costillas y señaló que ella había anunciado que no iba a permitir la represión. “Yo estaba trabajando en frente del despacho del Gobernador cuando veo la montada, gendarmería. Me dijeron que desalojaban la plaza. Fue error político de todos los que lo aconsejaron, la mayoría de las personas ya se había ido, no había más de 15 carpitas o taperas, como decimos nosotros, con lonas y chapas de cartón. Hubo más de 8 mil personas en un momento, pero en ese momento no había más de 15 carpitas”, contó.
Dijo que antes de ir a la plaza habló con Capitanich y ni él ni el ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini, la escucharon. “Le dije Coqui, están desalojando y reprimiendo. No es así, me dijo. También se lo dije al ministro de Gobierno y otros que estaban ahí y me dijeron “no es así”. Bueno, “yo te avisé que iba a bajar”, dije, bajé y me puse en el medio de la gente”, relató.

Pareja normal

Mendoza dijo que su relación de pareja no es “la que quieren mostrar”. “Es normal, con dos hijas normales, donde el 99 por ciento de discusiones no es por amor. Yo no me hubiese casado nunca con un hombre que me esté molestando, qué me controle, qué estás haciendo, dónde estás, si estás tomando un café, con quién”, manifestó.

Divorcio no vinculado

Los periodistas de TN aseveraron que Capitanich no le inició el divorcio con todas las letras a Mendoza, sino una “separación personal, un divorcio no vinculado”, que “tiene que ver con su creencia religiosa” y Mendoza no desmintió ni ratificó la versión.

Le van a tirar un muerto

“Gracias a Dios que bajé y no hubo muertos, porque sino iba a ser gravísimo”, dijo Mendoza y añadió: “Estoy convencida de que le van a tirar un muerto al Frente Chaco Merece Más” y aseguró que será un acto de “la oposición”. “Estoy con el Frente Chaco Merece Más y el líder natural se llama Jorge Capitanich”, añadió.

Vivo divina, con paz y tranquilidad

Mendoza no aceptó que la comparen con Zulema Yoma, la ex esposa del ex presidente, Carlos Menem, a quien el último la hizo echar de la Residencia de Olivos en medio de un escándalo. “A mí no tuvo necesidad de echarme, porque me fui solita”, dijo y añadió: “Usted cree que me obnubila estar en Residencia. Viví años, desde el 98, en un departamento de dos ambientes que alquilábamos en el Chaco. No me obnubila. Los errores que se cometen, que se hagan cargo los que cometen. No voy a volver a la residencia porque no me interesa, vivo divina, con paz y tranquilidad”.

No fue un error

Mendoza dijo que no fue un error meterse en el medio. “Los que me conocen saben que juego de frente, equivocada o no”, dijo.

Dengue

Respecto de la epidemia de dengue, Mendoza dijo que cuado hubo síntomas febriles en un barrio de Resistencia, largaron la emergencia nacional. “Hubo estadísticas, no voy a ocultar cifras y no lo hice. Vamos a poner que tenemos diagnósticos bien hechos y la medicina del Chaco no es del mejor diagnóstico. Estaba circulando de forma tan agresiva, circuló el 1, se juntaron dos cepas. Si llega en el Chaco otra vez a aparecer otra cepa que es la 4, ahí sí va a ser hemorrágico bastante complicado”, dijo y añadió: “El dengue no se trata con un año o dos, ni Cuba pudo combatirlo del todo”. Aseguró que hubo 12.800 casos y una sola muerte por dengue en la provincia.

Me fui de Salud para ser diputada

La esposa del Gobernador aseguró que las encuestas la posicionaban en el primer lugar como candidata a diputada nacional y que tomó la decisión de postularse, porque “los dos no podemos estar en el Chaco, alguno tenía que venir a estar con mis hijas”. Dijo que sus hijas viven “con gente de confianza y con tres empleadas y Coqui y yo venimos seguido”.

“Le digo que no quería ir primera en la lista, porque no estaba bien de salud, tenía la glucemia muy baja, subía, bajaba, no comía correctamente. Le dije que me ponga segunda porque no iba a aguantar la campaña. Yo quería renunciar la semana anterior ya, pero me dijo esperá. Le dije esperamos el viernes 8, que se presentaron las listas, porque no me parece ético quedarme como ministra siendo candidata a diputada provincial”, contó.

El choque

Respecto del choque en el playón de estacionamiento de Casa de Gobierno, Mendoza contó que ella estaba con el entonces subsecretario de Salud, Marcelo Slimel, y que Capitanich les había dicho para ir a cenar con unos amigos, pero que ella se retrasó porque estuvo discutiendo con el encargado de protocolo, porque al día siguiente arribaría la entonces ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña, a la provincia.
“Normalmente manejo, no me gusta que me manejen”, dijo y contó que “la bronca la tenía con el jefe de protocolo. Me habían hecho todo mal. La ministra, un poco menos, y nadie la iba a buscar, entonces tuvimos que hacerlo ahí”. Dijo que subió a la camioneta y le dijo a Slimel que no se sentía bien. “Estaba muy enojada. Me hicieron un a cama. Yo molestaba al entorno de Capitanich. Cuando una persona muestra que trabaja y puede mejorar, queda en evidencia quiénes son los inútiles”, manifestó.
“Le digo a Marcelo que no me siento bien y me dice vamos al hospital. La prendo a la camioneta y no me acuerdo más”, contó y añadió que la llevaron directo al hospital y que cuando la compensaron, a las 3.30 horas, se retiró por su voluntad, en compañía de la custodia y familiares, se vistió y a las 7.50 comenzó el recibimiento a Ocaña.

Le preguntaron por qué el Gobernador no fue a verla al hospital y dijo que “cuando se enteró estaba en la casa de estos amigos, estuvo en constante contacto con mi médico, que es Slimel y mi hermano Rodrigo, el más chico. No fue a buscarme, porque teóricamente me quedaba internada, pero cuando reaccioné, me levanté”.

La fama me la hizo la oposición

Sorprendidos por la serenidad y la lucidez con la que Mendoza contestó a cada pregunta, los periodistas quisieron saber de dónde sacó esa fama de ser una persona “incontrolable y difícil”. “Esa fama se me hizo porque la oposición nunca toleró haber perdido. Pero no me pegan a mí, sino a Capitanich. Pegale al chancho para que grite el dueño”. Aclaró que se refería a la oposición provincial y nacional.

El 70 por ciento le creyó

En la pregunta final, tradicional en el programa “Tiene la palabra”, el público presente en el estudio debió responder si creía a Sandra Mendoza. El 70 por ciento dijo que sí le creyó.

La devolución

Los panelistas también le dijeron que le creen, le pidieron que cuide su salud y le dijeron que esperaban encontrarse con un culebrón, pero que por el contrario, vieron “Señorita maestra”. La calificaron como “una política de raza, con virtudes de una política de raza, indomable, insobornable, con una notable lealtad a su marido en cualquier circunstancia” y estimaron que, por su “currículum apabullante” hará una gran gestión como diputada nacional y le desearon lo mejor.

El minuto emotivo

Al final, como de costumbre, el programa le dio un minuto a su invitada para que diga lo que quiera y Mendoza anunció que hablaría, ahora sí, de su vida privada, pero antes dedicó unas palabras a los argentinos y a los chaqueños a quienes instó a tener fe y a trabajar por el país.
“Más allá de que esté enojado el Gobernador, si hubo persona que es leal fui yo y si yo no estaba ese día en la plaza, le iban a tirar un muerto. Fui leal y si eso cuesta que me echen, que me desalojen, no me importa, serás el padre de mis hijas siempre, yo soy una señora, vos me conocés”, dijo y señaló que seguirá teniendo su cariño y su amor. Las palabras finales, con los ojos llenos de lágrimas se los dedicó a su madre y a sus hijas: “Mamá, sos lo mejor. María Guillermina y Jorgelina Ema, son los amores de mi vida. Nada más”.

11 comentarios:

Marcelozonasur dijo...

Cuando en Telenoche te hacen una nota compaginada y te ponen la musiquita de fondo, de cajón que es una opereta.
La opereta de turno era el dengue... la cadena nacional de desinformación le pegaba y la trataban de incapaz, en algo que no puede tener un control 100% eficaz. Todo el tiempo daban a entender que no hacía nada porque seguían contagiandos... y que tendá que ver una cosa con otra.

No vi el programa, pero me asuste. Dije "perdimos un diputado para después del 10 de diciembre"... es que si te llevan a ese canal y programa, es para que hables mal del gobierno. Así fue cuando me sorprendió ver a Oscar Martinez, un forro repetidor del discurso gorila.
Pero por lo que parece, la mina no se da vuelta, la tiene clara. Mejor así.

Ana dijo...

Sí Marcelo, las preguntas eran insidiosas pero ella siempre coherente consigo misma y con su convicción.

Hay que escucharla pero desgraciadamente hasta el momento no subieron nada a youtube.

El escrito tampoco traduce la emoción que ella transmite.

Fue impactante te lo aseguro principalmente para los de TN por ejemplo Lorena Maciel que insistía en sonsacarle algo para echar a rodar.

De hecho el único video que hay por google es cuando dice que a Capitanich ¨le hacen creer que es un Dios¨, sólo ese fragmento.

el ojo con dientes dijo...

mUCHÍSIMAS GRACIAS POR LA DATA. Y FELIZ DIA DE LA LEALTAD

MONA dijo...

Los medios hacen lo que quieren con el prestigio de las personas. A la Carrió la han sostenido a ultranza, y ahora a esta mina le sacan mano sin saber exactamente de qué se trata... Yo no ví el programa (casi no miro TV, porque me harta!!!) Pero me he enterado cosas interesantes de Sandra Mendoza.
Hay que tener ojo, compañeros, porque gente como ésta se hicieron del poder con el auxilio de las FFAA. En el 76 la sacaron a la Isabelita cuando le faltaba un año para terminar su mandato, y ya había llamado a elecciones. En el 55 usurparon el poder por la fuerza, y usaron las armas de la Nación contra su propio pueblo. En el 66 lo sacaron a Illia. Y en el 89, ya sin FFAA fuertes, ejercieron el poder desde el mercado, sometiéndonos a una hiperinfración implacable, que nos dejó a todos con el culo al aire...
Y convengamos que con Ley sancionada, aún no vamos a ver los cambios...
Saludos

El Hippie Viejo dijo...

Hola Ana!

no vi el programa pero al leer esta nota
-no sé si ando bajo de defensas o qué-
la cuestión es que el final me emocionó.
Cuan bueno es escuchar todas las campanas.



Querida Amiga!
en este día tan especial te dejo un abrazo Grande y muchas felicidades para TODOS!!!

Adal

iré mas tarde adonde me mandás,
hablas de llevar pañuelos para ir??? hummmm, Houston estamos en problemas.

Buen fin de semana!!!

El Hippie Viejo dijo...

He ido Ana.

Me encantó y emocionó el cuento ,
también el blog,
al cual voy a seguir como vos.

Muchos saludos!

Adal

El Hippie Viejo dijo...

hablaste de Lorena Maciel y automaticamente viene a mi memoria
Adolfo Castelo.

Los escuchaba tanto cuando esa radio era "escuchable".
No tengo dudas de que lado hubiese estado él por este tiempo.

Ana dijo...

OJO: me alegro mucho que te haya servido. Adelante con tu proyecto, siempre sigo tu blog, muy interesante.

MONA: Gracias siempre por tus visitas y por tus comentarios tan acertados.

Adal: Sabía que el blog te iba a gustar. Polenta el muchachito.
Y respecto a Castelo, yo también lo escuchaba a eso de las 2 de la tarde. Hoy sería un placer escucharlo hablar de las cosas que nos preocupan... se calentaba mucho ante la hipocrecía.

Mery dijo...

Ana que bueno que lo posteaste, no vi el final, si vi las preguntas incisivas y lo del dengue, los dejó en jaque..jajja. Tu posteo es super completo te felicito. La mina se la bancó como la mejor. saludos mery.

De vierde man dijo...

Sin dudas, Sandra es una luchadora de toda la vida, como lo fue Claudio.
El problema es que acá en el Chaco, la gentuza los ve como "loquitos, tirabombas".
Lo mismo de siempre. Una zurdita terrorista.
Yo creo, y lo digo humildemente, que Capitanich debiera aceptar muchos de los consejos de su mujer.
Creo además, por supuesto, que ella es mucho más Kirchnerista que coqui, y por eso tal vez, muchos de los "peronistas tradicionales" del Chaco, quieren hacerla a un costado.
Un abrazo.

Ana dijo...

De vierde man: buenos datos los tuyos, seguramente hay matices que nosotros no percibimos, vos los podés sentir y palpitar.

Mery: no es mi mérito sólo linkee de una diario del Chaco.

Gracias a los 2 por pasar.