19.6.09

Habló Nestor

Fue un discurso que empezó lento, de un Néstor tal vez afiebrado, con tos, casi frenado, que fue articulando cada vez más la emoción hasta llegar al final donde vi lágrimas en algunos rostros como las sentí en el mío.

Pensé ¿estarán los kirchneristas un poco triste como yo?. Siento que se está gestando una injusticia, aunque ganemos en el número, porque la vanagloria, el brillo del dinero, la superficialidad del juicio, la palabra vacía que dice sin decir nada parece ganar cada vez más terreno.

Me queda una esperanza, y que Néstor también expresó en su discurso, que los 3 días de veda sirvan para que baje el encandilamiento y que cada uno vote con memoria, una memoria que se siente en el medio del pecho. 3 días de veda para que baje la soberbia de los que se creen superiores porque hablan de república dejándonos a los kirchneristas del lado del autoritarismo y la prebenda y de los que ni merecen llamarse ciudadanos, porque ciudadanos son ellos.

Néstor terminó diciendo que falta mucho pero que también somos muchos los que queremos hacer mucho por lo que falta.

Y finalmente le pidió a los pibes y a las pibas que salgan a la calle, a las plazas, que militen, que ellos son la fuerza, que le hablen a la gente, que les expliquen los dos modelos que están en juego, que vayan casa por casa con pasión como siempre pasó con la gloriosa JP.



Fuente: Canal de aguantekirchner en YouTube

4 comentarios:

El Hippie Viejo dijo...

No Ana, no
no podemos volver al pasado siniestro que tuvimos.
Quiero pensar que la mayoría tiene memoria.
Que no se va a dejar seducir por embelesos falsos
y falsos profetas.

Quiero pensar que tenemos MEMORIA Ana
y que entre todos podemos hacer cada día
un país mejor!

Buen finde

Mery dijo...

Ana compañera me encanta como escribis, con sentimiento, se reflejan las convicciones !! saludos compañera y a seguir en la lucha que va a ser larga!!! mery

Maricé dijo...

Siento lo mismo Ana, nos hacen sentir sucios, equivocados, casi locos.
Quiero tener fe en que los jóvenes, como hicimos en los setenta, salgan a la calle a defender este gobierno.
Que le pongan cuerpo y alma, sangre y lágrimas de alegría, que canten, inventen consignas y que las gríten con el corazón.
Muchos de nosotros confiamos en la juventud porque ya estamos un poco cansados de luchar tantos años contra molinos de viento.
Saludos patagonicos

Ana dijo...

Hola compañeros: Hippie, Mery y Maricé:

Gracias por pasar una vez más.

Me gustaría estar en Buenos Aires para ir a la plaza el domingo a ocupar espacio y a gritar esas consignas que vos proponés Maricé.

Abrazos.