26.4.09

Política limpita ¿neo-política?


El martes pasado Horacio González (Sociólogo, ensayista y Director de la Biblioteca Nacional) escribe un interesante artículo: ¨Política facial¨ en el que reflexiona sobre la publicidad televisiva de De Narváez. Como todo buen escrito su lectura me disparó otras reflexiones que escribo a continuación.

En principio, el título mismo: ¨Política facial¨ me sugirió pensar en política del rostro, política superficial, política sin propuestas, política facial montada para oponerse al desarrollo y consolidación de un nuevo proyecto de país. Política facial para acallar y aplacar el renacimiento de las discusiones políticas, del deseo de los pibes y no tan pibes de entender qué es la política, apasionarse, comprometerse.

Una política facial que busca imponer un lenguaje depurado, limpito, pero vacío de contenido, sin historia que, entre otras cosas, habla de ¨gente¨ en lugar de ¨pueblo¨. Horacio dice que se busca ¨La cancelación del idioma social de la política que formó generaciones enteras de ciudadanos

Se intenta hundir ¨la lengua nacional¨ mediante esa ¨cara higienizada¨ ¨palabras balsámicas¨ ese ¨toque sosegado de pastor sermoneando robóticamente al fin de la noche¨.

Es cierto, no tenemos del candidato una emoción, un equívoco, una palabra cargada de historia, de ¨nuestra¨ historia. Entonces me pregunto ¿quién es el candidato?. ¿No es llamativo que la ¨Alianza para la Restauración Neoliberal Conservadora¨ (nombre usado por MC de El Baldío) tenga un candidato colombiano/argentino, es decir No Tradicional?. ¿Por qué lo habrán elegido? ¿Es otro candidato de spot televisivo? ¿Ya olvidamos que una vez compramos un candidato de spot televisivo?.

Dice Horacio González que ¨el despojamiento autobiográfico¨ termina sustituyendo ¨lo siempre problemático de una existencia¨.

Y cita ejemplos de ¨vidas problemáticas¨, como ¨... la de Yrigoyen, Lisandro de la Torre, Deodoro Roca, Perón, Cooke, Alfredo Palacios, Scalabrini Ortíz, Alfonsín, ... La biografía televisiva de De Narváez es una efigie ´aproblemática´ pero [además] paradójica¨. ¿Qué otra cosa es sino: ¨vengo a ayudar¨ y a la vez ¨ayudenme¨?

Dice Horacio también, en alusión a Duhalde: ¨Así operan los nuevos monjes de trastienda que ayudan a los neo-políticos sin historia¨

Esto de los neo-políticos da escozor, un poquito, ¿no?. Me pregunto: lo NEO ¿es garantía de algo?. ¿De qué?.

¨Neo¨ significa ¨Nuevo¨ pero ¿qué significa ¨neo¨ en política?. Para evitar suspicacias tomo la opinión de un liberal de derecha Mario Vargas Llosa a propósito de cuestionar al neo-liberalismo:

¨Un "neo" es alguien que es algo sin serlo, alguien que está a la vez dentro y fuera de algo, un híbrido escurridizo, un comodín que se acomoda sin llegar a identificarse nunca con un valor, una idea, un régimen o una doctrina¨. (Mario Vargas LLosa, El liberalismo entre dos milenios, Valencia, 2001)

Neo y encima sin historia. Para pensar ¿no?




4 comentarios:

Emilio dijo...

Muy bueno.

una vieja hippie por la carretera dijo...

muy bueno, es todo verdad. Cuantos hay asi....saludos gracias por tu comentario y tu apoyo

MC dijo...

"El problema no es equivocarse lo difícil es hacerse cargo de la propia historia".
Gracias por tus comentarios en mi blog y por el "copirai".
Saludos Martín

MONA dijo...

Hola Ana, muy lindo tu blog!!! Se trata de un modelo. Es como el figura/fondo de la Gestalt... Todos los opositores ponen en escena a CFK, y ellos quedan en el fondo; y la Cris pone al modelo, entonces las personas, quedan en el fondo.
O sea, son las figuras a situar en el centro del escenario, éste modelo actual, y este Gobierno... Ya hemos visto que hay una amplia franja de la población que sabe lo que quiere y que lo va a defender. Eso se llama ser republicano y defender las Instituciones, y no lo que dicen en las radios capitalinas, que reniegan por todo cuanto provenga del Gobierno, pero no cuestionan de la misma manera a los opositores...ejemplo: Magdalena esta mañana con Narváez... o la morocha de TN, este mediodía, refiriendose al hijo de Moyano, quien aspira a un Ministerio. Preguntó con sorna: "¿no será el de educación, no?
Te saludo