5.4.09

Macri sigue con su operativo ¨limpieza¨


¨La pluralidad como concepto, deja lugar a la ´desterritorialización´y a la hibridación, resultando cada vez más dificultoso, encontrar naciones, comunidades o grupos sociales donde lo cultural aparezca en ´estado puro´ y no contaminado...¨ (Cultura popular: hacia una redefinición, Claudio Lobeto)

Hoy Mauri K publica el post ¨El festival internacional de Macri¨ y antes de dejar un comentario sábana allí me decidí a escribir esta entrada para expresar cómo repercutió en alguna parte muy profunda de mi ser.

Hay un grupo de jóvenes agrupados en una Cooperativa de Trabajo Cultural, los Trivenchi, que desde hace 8 años han ido conformando en el barrio Parque Patricios ¨las experiencias de autogestión más dinámicas de la ciudad, basada en el desarrollo y enseñanza de las técnicas circenses y herramientas expresivas, todo en un entorno barrial y urbano donde centenas de jóvenes se reúnen a practicar, aprender y organizarse¨(Derek dice).

Hoy el gobierno de Macri los está desalojando. ¿Cuál será el apuro?. ¿Por qué así, sin miramientos? La topadora culturosa del liberalismo ya empezó con el Teatro Colón y sigue con pequeños lugares de cultura popular que restan...

Según surge de la página de Cultura del Gobierno de la Ciudad, el proyecto pergeñado tiene como objetivos ¨acercar al público a la creación del circo actual, brindar a las escuelas y a las compañías un espacio para mostrar su trabajo, posibilitar el intercambio entre público, alumnos y artistas, fomentar la capacitación a través de clínicas y talleres y compartir la actividad con la comunidad¨.

Impecable, quién podría rebatir semejantes objetivos, sólo que los discursos y las palabras sirven para encubrir la intencionalidad verdadera que proviene de la ideología. La verdad intenta ser reprimida para tener mejor penetración y que el discurso no asuste. Pero lo reprimido es lo que impulsa, lo que desde el inconciente, conduce en definitiva las acciones. Sin embargo, como dice un viejo psicoanalista, el inconciente está en el lenguaje, es decir, está a la vista, sólo hay que saber develar otros sentidos, leer entrelíneas.

Creo que merece la pena entonces hablar, al menos del sentido de algunas palabras en este discurso, dar mi parecer no especializado sino más bien desde el corazón, desde ese lugar que se identifica con quienes la pelean desde la sencillez, desde la pobreza incluso, desde ese lugar donde lo único que se tiene es lo que se puede hacer con las propias manos, con el propio cuerpo creando productos no mercantiles sino sensitivos que van directo al corazón del otro.

Empecemos por lo marcado en rojo: ¨acercar al público a la creación del circo actual¨, sabiendo que Macri es un internacionalista nacido en cuna de oro que no quiere decir ¨de cuna¨ y que muestra con sus acciones en el gobierno de la ciudad que poco le preocupa lo que aquí, en nuestra tierra, se haya hecho o se esté haciendo. La idea es importar, emular a otros países, que por supuesto siempre son mejores que nosotros, lo actual si es nuestro no tiene valor porque en sus ideas lo interno es retrógrado. Miremos entonces a Francia, Canadá (ojo, lejos está de mí menospreciar la cultura de otros países, sólo hablo de nosotros) porque parece que las políticas públicas allí aplicadas al arte posibilitaron ¨... la formación de nuevos artistas contemporáneos y la producción de espectáculos de alta calidad artística y excelencia técnica...¨ Eso es lo que HAY que importar.

No puedo menos que, para hacerme entender, hacer cierto paralelo o analogía con la arquitectura:

Los ¨artistas contemporáneos¨ serían como esos ¨edificios contemporáneos¨ que muestran una ¨alta calidad artística¨. Yo puedo entender en el terreno del arte la idea de ¨calidad artística¨, pero qué significa ¨alta¨ calidad artística ¿qué significa? Todo para arriba, cuánto más alto mejor, más espectacular, se venderá solo. ¿Irá unido esto al concepto de ¨excelencia técnica¨ como dice el proyecto? ¿será más o menos lo mismo que creer que es más ¨alto¨ el arte porque va unido a la ¨excelencia técnica¨?.

Tal vez por eso Macri dice que el circo debe ser rescatado: ¨rescatar al circo de su deterioro y rescatar el espíritu de espectáculo inclusivo por excelencia, innovador, itinerante, embajador del arte y la cultura.¨

¿No será que esa ¨hermosa¨ frase habría que leerla así: ¨Aprovechar el deterioro (como podría ser de un edificio antiguo) para derrumbarlo y hacer un shopping que sea ¨moderno¨, ¨de alta calidad artística¨, producto de la ¨excelencia de la técnica¨... y por supuesto apuntando al consumo masivo, y la rentabilidad a cualquier costo¨?.

Pero además dice ¨rescatar el espíritu de espectáculo inclusivo por excelencia...¨. Sí, el circo es inclusivo por excelencia, pero a partir de este Mega Proyecto se preguntaron tal vez ¿para quién será inclusivo? Las palabras huelgan... ¿las escuelas?... ¿qué escuelas?.

Yo creería algo de la declaración de principios y objetivos que enarbola el gobierno de la ciudad si junto a cualquier proyecto de innovación pudiera ¨preservar¨ y ¨rescatar¨ de la aniquilación a los proyectos artesanales, tan cerca del espíritu del pueblo, de ¨nuestro¨ pueblo.

Por el contrario es el proyecto de Macri el de aniquilar, en nombre del progreso, todos los enclaves genuinos de nuestra cultura popular: no sólo el circo independiente, sino los edificios, el Teatro Colón y todo aquel espacio que mantiene viva la esencia y el alma de la ciudad de Buenos Aires. Para ser clara ¨Shopping Buenos Aires¨ no le va a quedar mal.

El Jefe de Gobierno sabe que sus proyectos son para usufructo de las clases medias y media altas pero que sepa que la ciudad de Buenos Aires a la cual se ha propuesto ¨limpiar¨ es algo mucho más amplia, que en ella habitan también muchos seres anónimos y de bolsillos vacíos, a los que él menosprecia, no considera, no tiene en cuenta, sino para ver cómo los saca de la vista de la ¨gente de bien¨ y agreguemos, por qué no, desvergonzádamente autodefinida como ¨trabajadora y honesta¨.

Le creería al Jefe de Gobierno si se sincerara y dijera que con estas ideas intenta cambiar la relación del sujeto con su obra.
El sujeto que gozará ya no será el que produce su obra o el que la contempla, disfruta de lo que ella le transmite, recibe la creatividad del artista, la sutileza de las imágenes, etc.. Lo que se viene es el sujeto que consume, que exigirá ser ¨deslumbrado¨, encandilado por objetos que producen adrenalina, no buscarán el sentimiento estético, sino el show, el cual deberá ser ¨increíble¨, ¨único¨, ¨insuperable¨.

Los trabajadores del arte verán subsumido su trabajo de artistas a las demandas de producción de piezas u objetos que coticen. Esto ya está ocurriendo en la pintura también. La compra de cuadros ya no está asociada al sentimiento estético que evoca emoción en el que lo observa sino en el trabajo markketinero sobre su obra. El markketing es lo que vende no la obra.

2 comentarios:

Mauri K dijo...

Trivenchi es un producto neto de la crisi del 2000- 2001 ya q la respuesta q le dieron al primer desalojo fue en el 2003. Desde ese año hasta q llego Macri la prosperidad y la buena onda los contuvo y supieron sobrellevar muchas crisis internas de toda clase. Pero eso no es lo importante, lo relevante es todo lo q hicieron, la cantidad de gente q contuvieron y enseñaron.
Para mi desde un punto de vista muy personal Trivenchi es hijo del kirchnerato. Y no me cabe la menor duda de que van a saber resistir el desalojo porque ya lo tienen bien caladito a mi tocayo enemigo.
Saludos Ana.

ada e ido dijo...

hmmm a ver primero aclaramos que macri es un garca, bruto ignorantey bigotudo.
Segundo apoyamos y defendemos el derecho de los trivenchi.
pero tb nos gustaria acotar algo acerca del comentario en el post cuando decis que macri esta a favor de traer la "alta cultura" que viene de afuera.
Nosotros tb pensamos que todo el fenomeno circo, malabaristas, hipon tb es un invento europeo. al menos de momento no es un fenomeno popular (suponemos que podra serlo en unos 10 años mas)
La idea del circo como la de los carnavales tienen su base en la historia de nuestra cultura pero sobretodo el circo antiglobal-malabarista- es algo que introducen jovenes clase media y los copian de europa. Supongo que es porque al ser clase media no se bancan lo que es realmente popular en estos momentos.
no tenemos dmasiado contra esto , solo queriamos decir que en estos momentos cualquier cultura es impostada.
Creemos que la diferencia fundamental entre el peronismo y la izquierda es que el primero siempre ha sabido aceptar lo que es , lo que hay y a partir de ahi buscar una vida mejor, mientras que los izquierdosos nunca son muy proclives a aceptar las cosas que son realmente populares en el presente.