13.1.09

Un hola por el amor

Acá estamos de nuevo, más contenta que el otro día porque hoy tengo a alguien que va a pasar por aquí de vez en cuando a leer mi diario... qué lástima justo ahora que me tengo que ir de viaje por unos días... y ni pensar de decirle a mi familia que voy a ir a un ciber porque ahí sí que me internan. Ya me están mirando raro últimamente porque de vez en cuando estando en la computadora largo la carcajada y ellos me miran... y se miran entre sí... bueno yo lo dejo pasar porque cómo podría explicarles ...

Hoy, sin embargo, estuve bastante seria pensando y sacaba mis propias conclusiones. Yo decía, parece que los periodistas que se dicen independientes y otros que andan incursionando en las tablas no se qué les pasa, se les notan tanto las ganas de que se arme algo que hasta les queda feo. Ahora me entero que están fogoneando a la gente como yo que escribo en el blog para descargarme un poco de la angustia del trajín diario y de ver qué difícil está todo desde comer hasta viajar etc... Esta mañana también tempranito en la radio, el periodista ese rubio, de apellido difícil, que sabe mucho de economía, estaba empecinado en que el señor que corta el puente internacional, a quien estaba entrevistando, le dijera que el gobierno había incentivado los cortes, que al principio había estado de acuerdo y ahora no. Y el señor muy honesto él, dijo que no, que no y que no, que Alberto Fernández siempre le dijo que no estaba de acuerdo con los cortes. Hasta yo me dí cuenta de que este muchacho se quedó con las ganas. Pero seguro que, a pesar de que el señor le dijo que no, el periodista sigue pensando lo mismo y va a seguir diciéndolo cuantas veces pueda.
.....
Me tomé unos minutitos para darme unas vueltas por ahí y contestarle a un señor Tito que se enojó conmigo porque le dije a Chau que dejara ya de tanta discusión estéril en un blog de periodistas famosos... y la verdad que estoy cansada, de verdad creo que no tiene sentido seguir argumentando y argumentando, yo veía como sufría este Chau.

La política es algo muy complicado, me la imagino como un montón de fuerzas que intentan prevalecer y van produciendo vaivenes constantes sobre la realidad y que nosotros al final lo vamos sintiendo en carne propia (claro porque los reales somos nosotros). ¿Y cómo sabemos cuál de esas fuerzas va a prevalecer? Qué se yo. Nada más cierto que lo que dijo ese señor Sócrates, ese, el que escribió muchos libros como dijo un ex-presidente una vez.

A ese sí que todo el mundo le creía, hasta el último día bailaban con él, hasta medio se le desnudaban. A eso le llaman carisma. A mi me contaron que carisma no es algo que se tiene sino algo que los otros le atribuyen a alquien. A él sí que le atribuían todo, por poco que era Dios y... por eso a él le creían todo. ¿Y ahora? ¿Qué pasó?. Se fueron para el otro extremo, tampoco nos sirve así... me parece.

Bueno, entonces por hoy me despido por algunos días, con un deseo muy profundo de que nuestra querida Cristina se mejore y que siga luchando para ver si logramos el objetivo final de un gobierno como este, que disminuyan las diferencias, que los oprimidos de nuestro país y de todas las partes del mundo, los niños, dejen de llorar. Que esos ojitos anegados en lágrimas que tengo en mi retina conmuevan el corazón de los que tienen el poder de parar el dolor, cualquier tipo de dolor.

1 comentario:

Un día salio el sol dijo...

http://undiasalioelsol.blogspot.com/2009/01/letra-de-intifadaskape-seis-miliones-de.html